Un paseo obligado a la hora de visitar Ushuaia es embarcarse y dar un paseo por el canal de Beagle. Hay muchas opciones y nosotros te vamos a ayudar a elegir la mejor. Toda la info de la excursión en este post.

El famoso canal de Beagle une los océanos atlántico y pacífico. También hace de frontera entre Argentina y Chile, más precisamente una línea imaginaria en el medio del mismo. Tiene una extensión de más de 100 kilómetros y día a día lo navegan decenas de embarcaciones. ¿Cuál elegir? Esta es la cuestión.

Distintas opciones

Cerca del puerto se encuentran todas las empresas que hacen la navegación con diversas opciones. Para elegir hay que tener en cuenta diversas cosas:

  • Tamaño de la embarcación: Desde catamaranes para 300 personas, hasta lanchas para no más de diez.
  • Distancia a recorrer: Las embarcaciones más grandes pueden llegar más lejos que las chicas.
  • Lugares que visita: Cada embarcación tiene lugares exclusivos donde las otras no tienen permiso para ir. Después hay un combo que lo hacen todas.
  • Comodidades: Algunas ofrecen servicio de merienda, algo para picar. Algunas gratis, otras lo cobran.
  • Precio: Obviamente, cada combo tiene diferentes precios, que van desde los $1800 a los $7000 por persona (enero 2019)

Como ven no es una decisión fácil. La más conocida es la que va a isla martillo y la que permite caminar con los pingüinos. Lo malo de esta excursión es el precio ($7000 por persona), en un catamaran repleto de gente. No nos pareció conveniente ese precio, teniendo en cuenta que conocimos punta tombo, en donde por un valor muchísimo menor podes pasar horas con miles de pingüinos. Descartada.

Che Turismo

Y después de recorrer elegimos a Che Turismo, que nos proponía ir en una lancha con 10 personas máximo, más el guía, un recorrido de 4 horas por los puntos de interés principales (sin isla martillo), una caminata por una de las islas y una picada con cerveza. Además, en todo momento podíamos pedir te, mate, café o algo para comer. Todo esto por $1900. Una decisión excelente, la pasamos super bien y nos trataron de lujo.

Primero fuimos a una isla repleta de cormoranes. Después navegando hacia el faro pudimos ver diferentes animales de la zona, y con Ushuaia siempre de fondo. El clásico faro nos esperaba para sacar las clásicas fotos. La ventaja de ir en una lancha tan chica es que podes acercarte mucho más que las grandes embarcaciones. Incluso nos corrimos para que se acerque uno de ellos, y después volvimos a acercarnos para ver de cerca los lobos marinos.

Para terminar una caminata en una de las islas de la zona, en donde el guía nos ofreció diversa información sobre la zona y las islas.

Para volver, una picada deliciosa para compartir. Gente muy amable, gente para recomendar. No lo duden!

Les dejamos algunas fotos del paseo, que no se pueden perder.

Isla de cormoranes
Isla de cormoranes
Faro de Ushuaia
Faro de Ushuaia
Faro de Ushuaia
Faro de Ushuaia
Faro de Ushuaia
Faro de Ushuaia
Catamaran lleno de gente. Demasiado para nuestro gusto
Catamaran lleno de gente. Demasiado para nuestro gusto
Manejando por el canal de beagle
Manejando por el canal de beagle
Mini treckking en una isla del canal
Mini treckking en una isla del canal
Che Turismo
Che Turismo
Che Turismo
Che Turismo

Saludos!
Mati y Ro

Dejá una respuesta